Está confeccionado este municipio por las localidades de Villaluenga, Barrios, Quintanadiez y Santa Olaja, toas ellas con el anexo “de la vega”.

Villaluenga viene a significar el lugar de la pequeña quinta larga; Barrios, los cofrades de una población, en origen como defensa; Quintanadiez, el lugar de la explotación agraria de la familia Diez; y Santa Olaja, el lugar de Santa Olaja o Santa Olaya, la mártir de Mérida. Lo “de la vega” es un anexo realizado en la Virgen de Saldaña.

Allí en el siglo XIX se denominaba a Villaluenga justamente con Gaviños su iglesia parroquial es de ladrillo y una nave. Con un retablo barroco en el lado del Evangelio con escultura de la Virgen del Rosario del siglo XVI. El retablo mayor del presbiterio es del último tercio del siglo XVI con varias esculturas de Santa Catalina de hacia 1500. A Barrios de la vega se le nombraba a mediados del siglo XIV como “villacarno”, Villacorno asentamiento medieval y de situación marginal por “cornejar”. Contó con una antigua ermita y una necrópoli, acaso el antiguo Villacorno.

Quintanadiez de la Vega, se denominó primero Quintana y se le añadió Diez por ser lugar de la familia Santos de San Pedro, uno fiscal del Santo Oficio y otro Arzobispo de Zaragoza.

En término de Santa Olaja de la Vega se levantó en su día, en el pago de “los corrales” el ya despoblado pueblo de Revilla, medieval.

A mediados del siglo XIX, Villaluenga contaba con 144 habitantes, Barrios con 78 y Santa Olaja con 94. Ya como municipio Villaluenga disponía de 897 habitantes en 1900, de 1062 en 1930, de 1324 en 1960 y de 631 en 2005.